LAS ISLAS INVENTADAS

domingo, 7 de febrero de 2016

Al lunar (cuentos del Don) (Poema)























Al lunar (Cuentos del Don)

                  I


Bravo atamán, jefe de tropas.
Del Don, cosaco, entre los cosacos,…
que cabalgas las estepas, los costillares
de la vieja Rusia. El imperio de los Zares.

Bravo atamán, jefe de tropas
del Don. Cosaco, entre los cosacos,…
¿Dónde está Nikóluhsca, tu hijo, tu hijo?
Jefe de tropas, cosaco, entre los cosacos…

Bravo atamán, que cabalgas sobre el jútor,
tu corazón es duro pedernal. Vives por inercia.
Galopas las estepas rusas, los costillares,…

Tus botas resuman vodka. No existe el miedo ni el dolor.
¿Dónde está tu hijo Nikolka? Atamán, Jefe de tropas
que defiendes con tu sable el imperio de los Zares.




































A las orillas del río Don, en la guerra civil, el pueblo se desangra...


                       
 II 


                      
¿Nikolka…, donde está tu padre?
- Cuando yo era niño, se fue,
soldado, a vencer a los teutones.
Murió. Dicen…, que me parezco a él.

Nikolka, 18 años, jefe de tropa,
casi analfabeto, campesino…,
Valiente entre los valientes…
Y capitán de la Guardia Roja.

En el jútor a entrado una banda de cosacos,
Y, como bestias, han saqueado el molino,
Nikolka les sale al paso, para cortar su camino…

El atamán que los manda, el corazón de Nikolka,
atraviesa con su sable, sin saber, que aquel era su hijo…
Un lunar se lo delata, y, sin pensarlo, el atamán se da un tiro.




2 comentarios:

  1. Si no me equivoco éste te lo leí en tu anterior blog, pero ha sido un placer volver a hacerlo, Servilio. Comparto con gusto y te dejo mis mejores deseos para esta tarde dominical. Besos :-))

    ResponderEliminar
  2. Si, que no te equivocas, este es uno de los poemas que ya había publicado en Chirche, es un cariñoso recuerdo a los "cuentos del Don" de Mijail Sholojov, también autor del "Don Apacible" por el que recibió el Nóvel de literatura.
    Muchísimas gracias, Mayte, feliz noche y comienzo de semana!!!

    ResponderEliminar