LAS ISLAS INVENTADAS

viernes, 22 de abril de 2016

TONELADAS DE CONSEJOS (Poema)
























TONELADAS DE CONSEJOS

De consejos a toneladas el mundo da.
Siempre a los otros decimos: que hagan esto,
que hagan lo otro, también aquello y lo de más allá.

Piensen así, hagan las cosas como en Japón
que de recordarlo ahora me encargo yo:
anden derechos, pero sin mucha prisa,
tampoco lentos vayan a estar,
que no parezcan ustedes unos zoquetes
como si fueran un par de bueyes que,
cuando anochece, con la frente gacha
avanzan doblemente parsimoniosos hacia el pajar…

Guiñando con ambos ojos les digo ahora:
hagan las cosas como en Japón,
que de recordarlo ahora me encargo yo.

El agua pura, la necesaria al cuerpo le deben dar,
no beban poco, pero tampoco mucho,
no vayan a ser idiotas,
si en el vino que les pusieran para cenar
no apareciera en ninguna parte la calidad,
ignórenlo en la botella, no le hagan gracias,
ni le ofrezcan requiebro alguno ni carantoña,
y por tal motivo, no sientan ustedes ninguna pena,
pues ningún pirriaca merece ofrenda alguna
sino dejarlo solo, bien quieto en la botella,
Señores: denle un buen corte de mangas,
condénenlo al ostracismo,
y olvídenlo para siempre en la botella,
pues es ahí el sitio donde debe estar.

Si pueden: de represalia, del restaurante
llévense alguna cosa, nimia claro,
la mesa no, pero si arramblar
pueden, alguna copa, o los cubiertos,
y al mesonero, por dar mal vino,
le dejan como propina la soledad.

Señores: hagan las cosas como en Japón,
estos consejos, que el otro día a mí me dieron,
de recordarlo a ustedes ahora me encargo yo.
De consejos a toneladas el mundo da.
Siempre a los otros decimos: hagan esto,
hagan aquello, hagan lo otro y lo de más allá.

Copyright © Servilio Casanova Pestano| Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

  1. Ay, pero qué consejos das, encima que el mesonero lo hacía para evitar una futura resaca, que mezcladito con agua el vino no daña tanto, jeje, y eso del consejo regulador, ¿para qué? Comparto como en Japón, querido Servilio, jeje, besos :-))

    ResponderEliminar
  2. Jeje, Querida Mayte, espero que a nadie se le ocurra seguir mis consejos y hacer tamaña barrabasada... uuuuf, es verdad, qué el agua si es de la buena no es dañina, pero los usurpadores del vino suelen usar agua clorada del grifo, ¡imagínate eso mezclado con los taninos! Jeje, al día siguiente hay que andar, digo mejor no andar y quedarse el día entero sentado en el inodoro... Y no quiero ni pensar si la cena fue a base de sushi jeje, como en Japón...
    Gracias, querida amiga, un abrazo y feliz domingo!!!

    ResponderEliminar