LAS ISLAS INVENTADAS

jueves, 12 de mayo de 2016

EL SUMO PODER (Poema)
















EL SUMO PODER

Ciegos de avaricia
hartos de poder,      
barrigas llenas,
y corazones vacíos
como sacos,
mentes sucias
como las alcantarillas,
podadores de toda esperanza,
de la ilusión
del último refugio,
la última cueva de los pobres...
¡Malditos!
Ahora estáis ahí,
ahí,
con toda generosidad
alimentando a la bestia
que un día acabará con todos.

4 comentarios:

  1. En esta ocasión, amigo Servilio tus versos son como llamaradas de dragón enfurecido atravesando el alma de los impasibles que nos vemos abocados a esos egoístas y desalmados caprichos de la ambición desmedida de unos mentecatos servidores de una élite oscura que nos gobierna mundialmente.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, amiga Estrella, me alegra mucho que el poema te haya llegado, a veces no queda más remedio que darse uno un baño de realidad...
      Un gran abrazo, amiga, y que el fin de semana te sea provechoso!!!

      Eliminar
  2. Pues sí, ahí la están engordando los dueños de todo este cotarro en el que nos ha tocado vivir. Lo malo es que siempre ha sido así y parece que nunca cambiará el mundo a mejor, no mientras existan los intereses creados. Muy buen poema, querido Servilio, que comparto con el mayor de los gustos. Besos y feliz noche :-))

    ResponderEliminar
  3. Así es, querida Mayte, el único consuelo que nos queda, como decíamos ayer "lo del vaso medio vacío o medio lleno" que aún podría ser peor, este mundo es así, solo lo mueve la codicia... Jeje, como dije en un poema a la isla de San Borondón "nada les llevaremos, por eso cuando estamos a punto de desembarcar en ella, ella de nuevo desaparece" desde lejos se notan las intenciones del "hombre civilizado".
    Muchas gracias y un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar