LAS ISLAS INVENTADAS

domingo, 29 de mayo de 2016

La inocencia (Poema)
























La inocencia


Volver la vista al pasado
y contemplarla llena de sueños...
Repleta de ilusiones vanas.
¡Pero veis! ¿Dónde ha quedado?

¿Dónde está la pobre inocencia?
¡Esa torpe adolescente, atribulada!
años de una próspera inconsciencia
dejaron su frágil figura maltratada.

Entre brumas, la busco en mi mente,
para saber si existió, si aún existe,
pero como un viejo, tembloroso,
        
cegato, desconfiado y triste,
quizá inconscientemente,
de mi mente la aparto temeroso.

Copyright © Servilio Casanova Pestano| Todos los derechos reservados.


6 comentarios:

  1. Buen, a pesar de lo vivido, yo creo que siempre queda una peuqña fracción de inocencia en cada uno de nosotros, porque todos somos un poco niños grandes.
    Muy hermoso poema, Servilio, profundo también. Muchos besos y comparto, claro :-))

    ResponderEliminar
  2. Así es, querida Mayte, siempre nos queda un poco de ese niño que fuimos, si no, esto mismo de escribir, de imaginar y de soñar, seriamos incapaces de hacerlo jeje, de hecho a los poetas nos ven algunos, como un poco niños y también un poco locos...
    Gracias, amiga, que tengas una linda semana por delante, besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Siempre nos queda un pedacito de esa inocencia, ese tierno gorrión que todos llevamos dentro.
    Un placer siempre leerte Servilio.
    Feliz tarde de lunes.
    Besosss! amigo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, amiga Carmen, tienes razón, siempre nos queda ese trocito de ingenuidad del niño que fuimos, pero eso no quita para que echemos un poco de menos todo aquel extenso mundo cuando aún lo teníamos por descubrir...
    Feliz semana, querida amiga. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  5. Servilio, yo creo que los poetas como tú siempre guardan un poco de esa inocencia. Bonito y dolido poema, amigo.
    Por cierto, Servilio, ¿no te interesa colocar el gadget de Google connect? Está muy bien. Mira si quieres en mi blog. Te permite seguir y que te sigan más blogueros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Balbina, es verdad casi todos en mayor o menor grado guardamos ese poquito de inocencia y, sobre todo los que escribimos necesitamos también ser un poco crédulos para crear, y para imaginar el mundo fuera de la realidad... Jeje, decía una vez Ana María Matutes, con su risa bonachona, referente a uno de sus escritos "créanselo, porque lo he escrito yo" con eso ya lo decimos todo...
    En cuanto a seguir y que me sigan, pues no lo sé, tengo tan poquito tiempo libre que no lo sé, tener seguidores es también buscar tiempo para atenderlos... no sé si probar, pero tengo miedo a estresarme y no quiero... Un abrazo.

    ResponderEliminar