LAS ISLAS INVENTADAS

sábado, 10 de septiembre de 2016

TELÉMACO (Poema)

















TELÉMACO

Brillaba el ámbar
de  una gota de rocío
solitaria,
sobre una tela de araña,
y tiembla al viento
como una lágrima,
mientras un pájaro corta
el silencio en la mañana,
y cuándo el Sol ya está
presto a salir…
un joven duerme,
y en su sueño inquieto,
el muchacho se alonga
en el pozo del tiempo
y oye la voz de su padre,
el eco que le llama:
¡Telémaco, Telémaco!

Es él Ulises, el intrépido,
el rico en estrategias…

Hasta Pilos y a Esparta
irá aquel chico imberbe
detrás de la voz de Odiseo…

¡Pobre Telémaco, volviste
con las manos vacías!
No estaba allí el hombre
marcado en una pierna
al que buscabas…

Más no fue en balde tu viaje,
regresaste hombre,
sabio como Néstor,
intrépido y sagaz
como tu padre,
rico, en la experiencia,
de vivir la incertidumbre
que despierta el mañana,
el desabrigo,
el desamparo
de andar fuera de casa,
todo esto te dio el valor,
la serenidad,
para después
enfrentar a la muerte
mano a mano
al lado de tu padre…

Porque cuando la flecha
del hijo de Laertes
traspasó las doce hachas,
la sangre en abundancia
os manchó el rostro
y resbaló por las paredes… 


sin embargo, pese a tu valor,
Telémaco,
tu destino fue como el de tantos…
árboles raquíticos,
a quienes no dejó crecer
la enorme sombra de su padre. 









3 comentarios:

  1. Buen poema en honor a Têlémakhos, a la Odisea de Homero.
    Siempre un placer leerte, te pintas solo para hacer estos poema, vinculados a la mitología. Sen nota que te la conoces bien. Mi felicitación. Besos Virgilio.

    ResponderEliminar
  2. Servilio, perdona por lo de Virgilio, me equivoqué.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Carmen, por tus palabras, tienes razón, que el tema del mundo antiguo me apasiona bastante, aunque para nada soy un experto en el tema jeje, comencé a leer las obras clásicas después de los 40, nunca me obligaron a leerlas en mi juventud y quizá por ello ahora aprecio todo lo que valen... detrás de todos los mitos siempre está el hombre...
    Jaja, no te preocupes por de Virgilio, me lo han llamado tantas veces desde niño...
    Feliz inicio de semana, un abrazo.

    ResponderEliminar