LAS ISLAS INVENTADAS

sábado, 25 de febrero de 2017

FUE UNA MAÑANA (Poema)


















FUE UNA MAÑANA

Fue una mañana del mes de agosto
y el año, se queda ya, tan lejano…,
perdido quedó allá
entre las nubes del tiempo,
entonces
era yo tan niño,
abrazaba la inocencia
y dormía,
corrían los presagios
como los carros de juguete,
mientras por su lado
el destino hacía sus cuentas,
se afilaba las uñas con esmero,
jugaba a placer su póquer de Ases,
y no perdió el tiempo
me despertaron unos gritos.
Era de madrugada.
Esa mañana
el Sol pugnaba por salir
bajo una nube negra.
Con los primeros rayos
ya comencé a envejecer…
ese día cuando anocheció,
el niño aquel,
seguía siendo el mismo enano de siempre,
eso sí,
algo más pequeño que los de mi edad,
pero esa noche la inocencia se marchó,
se alejó de mi,
y el viejo,
un desconocido,
llegó dispuesto con su maleta
venía instalarse para siempre.
Copyright © Servilio Casanova Pestano| Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

  1. El sufrimiento, la adversidad, se traga la inocencia de un niño.
    Un placer leerte Servilio.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, querida Carmen, así es, los golpes de la vida siempre son un trauma, pero cuando nos pasan de niño nos roban la inocencia y dejan marcados para siempre...
    Feliz semana, un abrazo!!!

    ResponderEliminar