LAS ISLAS INVENTADAS

martes, 7 de marzo de 2017

HIPATIA (Poema)
















HIPATIA

Aquel día, la turba enloquecida
por el odio fanático,
recorrió las calles buscándola,
era como un enjambre
de furiosas avispas…

La vieja Alejandría
tan acostumbrada
a las trifulcas religiosas,
como otra más, 
vio pasar sin inmutarse,
la comitiva de Cirilo
y sus centurias de monjes
en busca de Hipatia,
poco bien hicieron a Cristo esa jornada
aquellos salvajes con sotana,
ese día:
el credo masacró a la inteligencia
y la razón fue aniquilada por el dogma.
Tus verdugos te apedrearon,
te desmembraron
Rosa y Luz de Alejandría,
y quemaron tus restos,
con ello querían aniquilar tu ciencia,
borrar tus enseñanzas,
y apagar así para siempre tu recuerdo,
pero no lo consiguieron,
La Historia es terca,
la prueba es que hoy,
dieciséis siglos más tarde
tú luz Hipatia, como un faro,
llega hasta mi,
y su resplandor
encandila a este simple labriego. 

Copyright © Servilio Casanova Pestano| Todos los derechos reservados.




6 comentarios:

  1. Esta mujer es mi gran debilidad, una guerrera valiente.
    Nada normal en aquellos tiempos y lares.
    Gracias por recordarla.
    Un abrazo amigo Servilio.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amiga Carmen, sin duda que fue una mujer excepcional, y una víctima más de la intolerancia religiosa, tan nefasta a lo largo de los tiempos...
    Un abrazo y feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  3. Bello leer, encontrar este palabrear en medio de una tarde lluviosa. Recordando... voy.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, amiga Claudia, la lluvia siempre predispone a la lectura... riega el corazón, lo humedece y lo desvanece en la nostalgia...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Precioso poema le dedicaste a Hypatia, querido Servilio. Justamente llevo años pensando en dedicarle yo también uno y ahora que estoy preparando un libro con poemas dedicados a personajes históricos, la gran Hypatia de Alejandría no podría faltar. Esperemos que no me salga mal, porque este tuyo te ha quedado muy bien e incide justamente en la parte de su biografía que a mí también me dejó más "tocada", como fue su tristísimo e injusto final. Los integrismos religiosos siempre fueron, son y serán de temer. Los cristianos coptos son los cristianos más antiguos y ahora en el mismo Egipto son una comunidad pequeña que sufre la represión de los musulmanes (a veces hasta el genocidio), pero en aquella época eran ellos los violentos exaltados. También dejaron su huella en cuanto monumento faraónico encontraron, puesto que bajorrelieves, pinturas y esculturas fueron "borrados" por ellos en aquella época, y ahora se pueden ver destrozados por la fuerza del buril. Comparto tu poema con sumo gusto.

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias, querida Mayte, totalmente de acuerdo con lo que dices... todo eso, me llevó a dedicarle este poemilla, la verdad es que mucha gente no tiene oídas del personaje y se lo pasa por alto jeje, pero mi intención era buena, que era darlo a conocer.
    Un fuerte abrazo, amiga!!!

    ResponderEliminar