LAS ISLAS INVENTADAS

lunes, 7 de agosto de 2017

HIROSHIMA (poema)





















HIROSHIMA

Como uno de tantos,
ese día,
cantaban alegres,
y saltaban picoteando
en las aceras los gorriones,
los viejos paseaban
con sus viejas dolencias de rodilla,
mientras sus mentes
recreaban el pasado,
aquel mundo feliz
de la infancia de sus hijos,
ahora esparcidos como Perseidas
por las islas del Pacífico.
El peso del Imperio les caía
sobre sus espaldas
como un cielo de plomo…
El soldado recién llegado
del frente de batalla,
paseaba al lado de su novia.
Los niños revoloteaban
como pájaros en torno
al carrito de las golosinas,
la gente esperaba en la parada
al autobús…
todo era pura tranquilidad,
nadie esperaba el gran estallido,
ni al cielo derrumbarse
entre lágrimas de fuego,
pero entonces…
vieron correr
y llorar
a madame butterfly
entre cenizas radiactivas…
el viento era un puño de fuego,
todos
se quedaron ciegos,
mientras que la ciudad desaparecía
devorada por Satán…
Copyright © Servilio Casanova Pestano| Todos los derechos reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario